QUE HACEMOS

Así pues, como puede apreciarse, las aplicaciones son múltiples. Y conforme vamos ejerciendo como terapeutas se nos van abriendo nuevas puertas y enseñando nuevos procedimientos y herramientas. Eso no significa que podamos elegir qué hacer en cada momento. Es el equipo de guías quien dirige lo que se permite hacer y qué no: así puede que haya enfermedades que no puedan sanarse porque formen parte de un aprendizaje del alma de la persona que los guías consideren que no pueda aprender de otro modo, o puede que la persona esté interesada en saber algo concreto y en cambio los guías, aún valorando la petición del paciente, prioricen algún otro procedimiento que consideren más vital, muchas veces para sorpresa positiva del paciente. No hay reglas fijas en el curso de la reprogramación cuántica.

 

Si quiere saber más acerca de los procedimientos, los guías que habitualmente suelen participan, funcionamiento de la sesión y acerca de la realidad más allá del plano físico, puede consultar el apartado “profundizando”, el cual está en constante remodelación, ya que también refleja los resultados de nuestras investigaciones con reprogramación cuántica.

La reprogramación cuántica es una técnica canalizada en la que participan un grupo de guías espirituales especialistas en diferentes ámbitos (tales como la sanación emocional, desbloqueo de potenciales, visualización del futuro o pasado…). Son los propios guías espirituales del paciente quienes indican a los guías especialistas médicos qué requiere el paciente. El terapeuta es en este caso una mera herramienta que sigue las instrucciones de los guías, los cuales controlan todo el proceso a pesar de que dejan cierto margen de maniobra al terapeuta y son receptivos a las peticiones del paciente.

 

 

Aunque es una técnica energética, difiere del reiki convencional en el sentido que en el reiki el terapeuta ejerce de canal bajando energía del universo para llenar o reequilibrar al paciente. En la reprogramación cuántica se trabaja con otro tipo de energía, más densa y adaptada a la actuación en mundo físico en el que vivimos. De hecho, se utiliza en gran parte la propia bioenergía personal del terapeuta, producida por sus células, mezclada con energía canalizada y la de los guías espirituales.

 

 

 

-Consulta de las “lecciones de alma” cumplidas o previstas de cumplir.

-Consulta de la misión de vida o sondeo del de futuro.

 

-Liberación y purificación de cuerpos etéricos pegados al aura de la persona y que pudieran estar negativizandola o consumiendo su energía (larvas astrales, personas difuntas o seres oscuros).

 

-Purificación y armonización energética, así como alineación de chakras y mejora de las conexiones con cielo y tierra.

 

-Anulación de magia negra, así como establecimiento de defensas energéticas para evitar futuros ataques así como para evitar futuros “enganches” de seres etéricos patológicos.

 

-Aceleración de procesos vitales y atracción de situaciones favorables (trabajos, amores, etc.), así como entender los porqués de la situación vital actual.

 

-Activación de potenciales tales como la sanación, intuición, visión etérica (tercer ojo), lucidez fuera del cuerpo (viajes astrales) u otras

.

-Canalización de mensajes del equipo de guías espirituales del paciente (guía de vida, guías de trabajo, así como también guía animal “tótem”), también son habituales las visitas e interacciones positivas de familiares fallecidos.

 

 

 

 

 

 

En la reprogramación cuántica los guías ponen a disposición del terapeuta una serie de herramientas y procedimientos con los que intervenir al paciente, asemejándose en ese sentido más a una operación quirúrgica energética (indolora) que a una terapia energética convencional. Los procedimientos y aplicaciones de la reprogramación son muy extensos, y se van ampliando a medida que el terapeuta va aumentando de vibración y mejorando su capacidad de canalizar y entender las instrucciones de los guías.

 

 

Para entender las aplicaciones de la reprogramación cuántica, estas son algunas de las cosas que más habitualmente suceden en una sesión de reprogramación cuántica:

 

-Sanar dolencias físicas, psíquicas, emocionales.

 

-Descubrir el origen de bloqueos energéticos o emocionales, mostrando y liberando experiencias pasadas (de esta vida o de otras), sanando el problema de origen.

 

 

CONEXIÓN PERSONAL